Ejercicio Pre y post parto

Pilates pre y post parto

El embarazo es uno de los procesos más importantes para la vida de una mujer y por esa misma razón el cuidado personal es clave.Mimarse, quererse y preocuparse por una misma y nuestro bebé es básico para que el embarazo vaya por buen camino y para la salud del feto. Llevar una buena alimentación y practicar algo de ejercicio son los primeros pasos que debemos dar para estar bien.

Te proponemos disfrutar de un embarazo saludable haciendo y pilates, descargarás tensiones y te relajarás, dos pilares básicos en la vida de cualquier mujer hoy en día y mucho más de una embarazada.

¿En qué ayuda a la futura mamá?

  • La práctica de Pilates te ayudará a fortalecer los músculos de la pared abdominal y de la pelvis que con el embarazo se ven debilitados.
  • Ayuda también a que el bebé adopte la postura adecuada para nacer.

Eso sí, para practicar Pilates durante el embarazo es importante que consultes con un profesional ya que depende de lo avanzado de tu estado habrá ejercicios que te supongan demasiada tensión en las articulaciones.

 

¿Cuándo empezar?

El momento perfecto para empezar a practicar estas disciplinas es a partir del primer trimestre de embarazo, cuando ya se ha pasado el momento más complicado, y a partir de entonces amabas pueden acompañarnos hasta el momento del parto.

El posparto es la etapa de transición en que la madre y su hijo pasan de esta estrecha relación que hay durante el embarazo hacia un período de mayor autonomía para ambos. En esta situación, cada mujer experimenta cambios profundos a nivel físico y psicológico, nuevas emociones, sentimientos y responsabilidades, además de los cambios importantes en la fisiología de la madre, hasta que retorna a una condición semejante a la que tenía antes del embarazo. El ejercicio puede ayudarte a recuperar la figura.
Después del nacimiento del bebé, el cuerpo de la madre va reorganizándose hasta que los órganos vuelven a su lugar y hacer ejercicios puede ser muy positivo para la recuperación física
Suele ocurrir que en la etapa de posparto no se reconozca el cuerpo ni se tenga la movilidad de antes del embarazo, y en general hay una indefinición sobre el esquema corporal. También puede surgir cierto enojo porque se pretende un cuerpo que no se tiene. Lo que ocurre es que no se toma conciencia de que se está atravesando un momento intermedio, el del cuerpo del posparto, un cuerpo que, aunque no tenga sobrepeso, tendrá una forma diferente. Por ese motivo, ante la dificultad para aceptar el nuevo esquema corporal y el hecho de que para muchas mujeres el embarazo es un estado tan ideal, algunas vuelvan a quedar embarazadas rápidamente.

En esta etapa, resulta necesario moverse con ejercicios, trabajar primero en la reeducación del periné, luego los abdominales y por supuesto las zonas que están sobreexigidas, como los pectorales y los sostenes espinales.

Cualquier propuesta corporal debe buscar un justo equilibrio entre momentos de esfuerzo y de relajación, y tener en cuenta el estado de cansancio físico en el que se encuentra la mamá. Si es posible, recibir masajes es algo muy recomendable, ya que la ayudarán mucho a distenderse y a recuperarse.

Información y horario de las clases

null

DURACION

45 min
null

INTENSIDAD

Baja – media
null

MATERIAL

Toalla y agua

Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes
19.00
Pilates y embarazo
Sala 2
19.00
19.55
Pilates y embarazo
Sala 2
19.00
19.55

Lunes

Miércoles

No events available!